Certifican el final de los concesionarios en el año 2025

martes, 9 de enero de 2018

Directores de la industria de la automoción anuncian que entre el 30% y 50% de los concesionarios físicos podrían desparecer en el 2025.
  
  Actualmente el sector automovilístico está involucrado en una etapa de transformación y en este caso el papel más importante se lo llevan los concesionarios. Se presume, que ya no existirá un solo tipo de ventas al cliente y el reto será encontrar una manera de coexistir con los servicios que se implementen para que de esta forma se gestionen modelos de autos evolutivos y revolucionarios.
“Casi el 80% de los ejecutivos está convencido de que la única alternativa que tienen los concesionarios para sobrevivir es convertirse en centro de servicio o de vehículos de segunda mano”, afirmó el socio responsable de  automoción de KPMG en España, Francisco Roger.

 Diversos directivos argumentaron dos razones principales para certificar el final de la mitad de los concesionarios en siete años, la primera es que aumentara la venta de automóviles por internet y gracias a esto, los clientes podrán comprar sus autos a través de diversas plataformas. Esta razón creara polémica entre los concesionarios y las marcas que quieren adueñarse de este rubro.

 Otro de los puntos no favorables que ven los ejecutivos del sector es la baja rentabilidad de los concesionarios. Los costos de distribución no coinciden con las ventas minoristas y para que las distintas tiendas comerciantes sobrevivan deben asegurar su papel en el ecosistema y garantizar la eficiencia al convertirse en talleres de servicio universal.

 Para que los agentes no se mantengan en un sistema arcaico, los puntos de venta necesitaran una “optimización” que garantice calidad y mejore la experiencia del cliente, mediante servicios digitales a largo plazo como la creación de una plataforma completamente nueva donde se ofrezca satisfacción con el servicio que en la misma se ofrece.

 El informe de KPMG anuncia que en el año 2018 es casi imposible, que los concesionarios sean capaces de ofrecer relaciones eficaces con los clientes y que se realicé una buena gestión con respecto al ecosistema. La venta en el futuro será muy compleja, los clientes podrá tener dificultades para confiar en una sola plataforma, y a su vez, el consumidor decidirá cual servicio se adapta mejor a sus necesidades en el rubro automotriz. Se anuncia, el final de los canales de venta que todos conocemos, los diferentes modelos de distribución y los precios para un entorno de mercado en el cual los automóviles se vendían directamente al consumidor personalmente.



No hay comentarios :
Publicar un comentario