Consejos prácticos para conducir bajo la lluvia

viernes, 3 de marzo de 2017

Los accidentes automovilísticos se triplican cuando las lluvias se hacen presente

Conducir bajo la lluvia es uno de los principales causales de accidentes automovilísticos en el mundo entero, debido a la alta peligrosidad que representa esta modalidad, ya que la carretera se llena de pozos de agua, se vuelve resbaladiza, y la visualización disminuye en un 60% impidiéndole al chófer poder observar correctamente cualquier obstáculo o irregularidad que se presente en esta.

Según cifras oficiales de las autoridades de transito latinoamericanas, cuando las condiciones climáticas de lluvia se manifiestan, se triplican los accidentes de transito, por lo que siempre están en alerta cuando estas llegan. 

En este post, te daremos algunas valiosas recomendaciones para que las pongas en práctica a la hora de encontrarte con un día lluvioso o nublado.
  • Lo principal que debes realizar a la hora de presentarse la lluvia en tu recorrido, es reducir considerablemente la velocidad, lo que te permitirá maniobrar o frenar con más facilidad a la hora de esquivar algún objeto o imprevisto en la vía.
  • Debido a la poca visibilidad que se presenta en esas situaciones, es recomendable que enciendas las luces de tu carro, para mejorar la visión periférica, y servir de guía a los demás conductores que transiten por la misma vía.
  • En la actualidad existen en el mercado algunos líquidos especiales que facilitan el deslizamiento del agua en el parabrisas, se recomienda utilizarlos en los disparadores de agua para que ayuden a la disipación del agua que cae en ellos.
  • Es muy importante mantener una distancia mas que prudente con relación al auto que circule delante de nosotros, la cual deberá ser por lo menos el doble de lo normal en condiciones regulares.
  • Debemos mantener el aire acondicionado funcionando, para que se mantenga una temperatura interior adecuada y así evitar el empañamiento de los vidrios, si tu carro no le funciona el aire acondicionado, trata de mantener algún flujo de aire exterior por muy bajo que sea.
  • Si nuestro auto se detiene o se apaga por alguna anormalidad del sistema eléctrico debido al contacto con el agua o la humedad, debemos inmediatamente encender nuestras luces intermitentes para notificar a los demás conductores que estamos accidentados, esta es una de las recomendaciones más importantes que debemos atender.
  • Si la lluvia se vuelve más fuerte y cada vez la visualización es menor, lo más recomendable es que busques algún sitio apartado de la vía y te detengas, y esperes que el flujo del agua baje su intensidad para proseguir tu viaje.
Recuerda que todas y cada una de estas recomendaciones son para tu seguridad y la de los demás, por lo que resulta de suma importancia su consideración y puesta en práctica.
No hay comentarios :
Publicar un comentario