Consejos para disminuir el desgaste de los frenos de nuestro Carro

lunes, 6 de marzo de 2017

El acelerado desgaste de los frenos de nuestro carro, se presenta en muchas ocasiones por un mal uso de los dispositivos que activan este sistema, y por el poco conocimiento que la mayoría de los conductores tienen sobre este tema, ya que aunque este importante elemento muestra una gran resistencia y rendimiento, si no se toman una serie de medidas y cuidados tiende a mostrar algunas fallas de funcionamiento prematuramente.

En este post, te suministraremos una serie de consejos prácticos que te ayudaran de manera efectiva a darle el correcto uso a los frenos de tu vehículo.

  • La principal recomendación para evitar el desgaste acelerado es no pisar demasiado tiempo el freno, modalidad comúnmente utilizada por la mayoría de los conductores, quienes acostumbran a mantener el pie sobre este, así no lo estén utilizando, lo que provoca la activación pasiva de las pastillas de freno y por ende el recalentamiento y desgaste del disco.
  • Los especialistas hacen especial énfasis en esta situación, y recomiendan para evitarla, utilizar siempre el pié derecho para pisar el freno, es decir en carros sincrónicos utilizaríamos el pié izquierdo para el embrague y el derecho para el acelerador y el freno, mientras que en los automáticos, se debe utilizar solo el derecho, tanto para el freno como para el acelerador, evitando de esta manera posar el pie izquierdo innecesariamente sobre el freno. 
  • El freno debe utilizarse lo menos posible, una buena técnica es desacelerar paulatinamente para reducir la velocidad del carro sin la necesidad de activarlos completamente. Está comprobado que la velocidad excesiva aumenta significativamente e desgaste de los frenos, ya que a mayor velocidad, mayor será el esfuerzo realizado por todo el sistema de frenado de nuestro carro.
  • Debes estar pendiente de todos los componentes que forman este sistema, ya que todos y cada uno de ellos forman parte fundamental de su funcionamiento. Se recomienda realizar una revisión exhaustiva por lo menos una vez al año o cada 20.000 kilómetros, y estar sumamente pendientes del correcto suministro del líquido de frenos.
  • Si sientes que necesitas hundir hasta el fondo el freno para que este se active, es síntoma inequívoco de un posible desgaste, el cual posiblemente esté acompañado de algún ruido o vibración característica, por lo que debes proceder inmediatamente a realizar una revisión y cambio de las pastillas o el disco dependiendo del daño que tengan.
Atendiendo debidamente todas y cada una de estas recomendaciones, podrás mantener óptimamente el sistema de frenos de tu carro por más tiempo, representando un ahorro significativo y mejores condiciones de seguridad.
No hay comentarios :
Publicar un comentario