El Radiador, refrescando nuestra seguridad

lunes, 6 de febrero de 2017

Cada año, ocurren miles de accidentes automovilísticos por el mal funcionamiento del Radiador

El Radiador, es uno de los elementos de seguridad más importantes de nuestro carro, ya que se encarga de mantener una temperatura adecuada en el sistema interno del motor, evitando principalmente cualquier tipo de recalentamiento de alto nivel, que algunas veces puede terminar no solo con dañar nuestro carro, sino poner en peligro nuestra propia vida.

Afortunadamente, es un implemento de mucha durabilidad, no es necesario limpiarlo tan frecuentemente, los expertos recomiendan desaguar el radiador una vez cada dos años, y limpiar la parrilla, cada 20.000 kilómetros, aproximadamente, tarea que podemos realizar nosotros mismos sin ningún problema.

Pasos para limpiar el radiador de nuestro Carro


  • Asegúrese de que el motor del carro esté completamente frío, de lo contrario, podría quemarse. Revise la tapa del radiador la cual actúa como tapón, sellando y presurizando el refrigerante dentro del motor para mantenerlo frío. Generalmente, la tapa debe ser reemplazada cada dos años.
  • Para vaciar el radiador, debe desenroscar la válvula inferior, dejando que salga todo el fluido viejo, una vez que se ha drenado todo el fluido, vuelva a poner la válvula.
  • Chequee las abrazaderas y las mangueras. Existen dos mangueras: una en la parte superior del radiador, que drena el refrigerante caliente del motor, y otra en el fondo que provee refrigerante fresco. Si encuentra rastros de que las mangueras tienen fugas o grietas, debe cambiarlas antes de iniciar el proceso de rellenado del radiador. Una consistencia blanda es señal de que necesita mangueras nuevas.
  • Desmonte el radiador y use un cepillo de nylon y agua espumosa para lavarlo. Asegúrese de cepillar en la dirección de las rejillas, no en contra, ya que el metal es frágil y puede perder fácilmente su forma.
  • Una vez que la parrilla esté limpia, enjuague el radiador, use una manguera, e inserte la boquilla en el orificio del radiador. Déjela fluir hasta llenarlo, abra la válvula de drenado y deje salir todo el contenido del recipiente. Repita el procedimiento hasta que el agua salga limpia. 
  • Finalizada la limpieza interna, procedemos al montaje del mismo, y agregamos refrigerante nuevo, la mayoría de los radiadores necesitan alrededor de dos galones de fluido.
  • Prenda su carro sin tener puesta la tapa del radiador y déjelo funcionar por unos 15 minutos. Una vez que el aire se ha liberado, queda espacio para que vierta un poco más de refrigerante. Ahora, simplemente vuelva a poner la tapa y limpie el exceso de fluido con un trapo.
No hay comentarios :
Publicar un comentario