El Airbag, un dispositivo de seguridad con el que debemos tener cuidado

miércoles, 8 de febrero de 2017

Cada año, estos dispositivos salvan miles de vidas en todo el mundo.

El Airbag o bolsa de aire como se le conoce comúnmente, se ha convertido en los últimos años, en un dispositivo de seguridad regularmente utilizado por la mayoría de fabricantes de automóviles en todo el mundo, implementado principalmente como medida complementaria de protección a las personas que se trasladan normalmente en autos, y asociada directamente con el obligatorio uso del conocido cinturón de seguridad.

Este importante elemento, incorpora un dispositivo digital, el cual produce un impulso eléctrico de ignición, a una resistencia predeterminada que equivale a un golpe contra un objeto indeformable a 80 kph ó 120 kph contra un objeto deformable. Este sofisticado mecanismo se activa electrónicamente a través de varios sensores, los cuales miden impacto vs aceleración, y deciden si se debe poner en marcha este sistema. Su principal función es evitar un impacto de los ocupantes del auto, contra las partes interiores solidas del vehículo, reduciendo la aceleración de la cabeza, el riesgo de heridas provocadas por fragmentos de cristal y consumiendo parte de la energía cinética del cuerpo. 

El impulso electrónico que lo activa, origina el encendido de las pastillas de un generador de gas, iniciando automáticamente la inmediata activación del combustible sólido alojado en el generador interno, el cual explota en milésimas de segundo, produciendo los gases que hinchan el cojín. Aproximadamente, una décima de segundo después de la explosión, el gas escapa por las ranuras laterales del cojín y éste se desinfla progresivamente.

Sin embargo, los airbags han provocado, en algunas ocasiones, graves problemas en los ocupantes de los automóviles, derivados de un uso incorrecto, como por ejemplo, no llevar abrochado el mencionado cinturón de seguridad. Por eso, el airbag sólo debe utilizarse exclusivamente como un complemento de los cinturones de seguridad, nunca como un sustituto de estos. Actualmente existen muchos tipos de airbag y se presume que en los próximos años se aumente su desarrollo y utilización.

Es de suma importancia aclarar, que resulta totalmente contraproducente y altamente riesgoso el airbag de acompañante para niños de menos de 10 años, así como las sillas de éstos en caso de activación, por lo que debemos tener completa precaución de no cometer esta peligrosa imprudencia, ya que nuestros niños podrían salir severamente lastimados, los niños siempre tienen que viajar en los asientos traseros.
No hay comentarios :
Publicar un comentario