Ferrari El Nacimiento de un Emporio

martes, 31 de enero de 2017

En 1929 abriría las puertas de la Scuderia Ferrari

Cuando hablamos de Ferrari lo primero que se nos viene a la cabeza es velocidad, lujo, súper deportivos, autos muy exclusivos, pero no todo comenzó así, la historia de esta marca es muy interesante, ya que su fundador, Enzo Ferrari no estaba para nada interesado en la fabricación de autos comerciales, ni se imaginaria nunca que llegaría a posicionar su nombre como uno de los mas icónicos en la industria automotriz mundial.

A principios del siglo 20, estaba en auge la industria automotora en Europa Occidental y con ello, la fiebre por las carreras de carros invadía las calles de las ciudades más desarrolladas de la época. Durante ese tiempo Enzo Ferrari se encontraba viviendo tiempos muy malos, la reciente muerte de su padre lo había devastado, luego fue reclutado por el ejercito hasta casi el final de la primera guerra mundial.

En 1920, Enzo consigue un trabajo en un pequeño fabricante CMN, en la ciudad de Milán, con lo que allí ganaba, logro comprar su primer auto, un Alfa Romeo con el que entro al mundo de las carreras, siendo el mismo el piloto y sin conseguir buenos resultados, sin embargo, ejecutivos de la marca se fijaron en el hombre y le ofrecieron trabajo para que diseñara un auto capaz de competir en un alto nivel que  llamaron el P2, el auto no solo ganaría la carrera si no también haría la vuelta más rápida y alcanzaría una velocidad récord para el momento de 191km/h, allí nació una verdadera leyenda.

En 1929 abriría las puertas de la Scuderia Ferrari, un equipo de competición formado de los mejores pilotos y coches Alfa Romeo rediseñados por él. En 1945 produjo el primer auto que llevaría su nombre el Ferrari 125 con motor V12 de 1.5 litros, a partir de allí Ferrari comenzó a correr en todas las competiciones más importantes de todo el mundo, obteniendo el mismo resultado siempre, victoria tras victoria.

Solo fabricaba autos de carrera pero esto era muy costoso y necesitaba fondos para financiarse, así que en 1940 firmo una concesión para fabricar autos de turismo y venderlos en el continente Americano, los cuales estaban adaptados perfectamente para el uso de personas comunes, aunque esto era solo una manera de cubrir los gastos de sus carreras, fue de esta manera que nació la marca tal y como la conocemos hoy en día, dejándonos un legado que perdurara para toda la vida.
No hay comentarios :
Publicar un comentario